miércoles, 30 de octubre de 2013

El Corte Inglés de Sagasta (Zaragoza) ya está vigilado

Hace ya algunos meses que una campaña en defensa de Lauren y Pablo, víctimas de Represión Sindical en El Corte Inglés y FCC respectivamente, comenzó su camino hasta continuar en nuestros días actuales. LOS LUNES AL SOL es su nombre oficial y viaja de boca en boca por las calles de Zaragoza. Periódicos, radios y televisión se han hecho eco de lo que sucede, del motivo de aquellos rimbombantes retumbes de tambor al son del megáfono cada lunes, a las 18:30, en la puerta de El Corte Inglés de Sagasta.


Si nos centramos en El Corte Inglés, amo y señor del universo comercial de gran superficie de este país, podremos constatar que ni con este trabajador, Lauren, ni con la campaña reivindicativa del Sindicato CCOO, han podido. Si lo normal es amedrentar a sus trabajadores, instar de manera velada a su pertenencia al pseudosindicato FETICO y reprimir toda acción sindical que exista fuera de esas siglas, y por encima de todo, lograr hacerlo sin costes judiciales y el silencio por norma, se puede decir abiertamente que esta vez no lo han conseguido.

Tiempo atrás ya despidieron y después reconocieron la IMPRODECENCIA del despido de Alberto, ex trabajador de El Corte Inglés de la mencionada tienda, y los motivos fueron los mismos, REPRESIÓN SINDICAL pura y dura. Ya entonces la gente, el cliente medio, preguntaba e indagaba por lo que había ocurrido. Las octavillas y nosotros mismos repartiéndolas ofrecíamos luz sobre una cuestión candente y muy activa en la gran empresa del Presidente Isidoro Álvarez, sus prácticas habituales de falta de libertad sindical entre sus trabajadores.

Y también ahora mismo, pasado un tiempo, con el caso de Lauren meses después en el candelero, el peor enemigo de El Corte Inglés sigue siendo la verdad. Los clientes nos siguen preguntando y siguen sorprendiéndose y apenándose de las condiciones del despido. Las personas que entran y salen están poco a poco vigilando el centro de El Corte Inglés de Sagasta. Están despertando de tanto lujo, disposición y descubriendo que detrás de quien les atiende correcta y amablemente hay un trato muy alejado a la publicidad masiva y “callaplumas” que derrocha por todos los medios de comunicación del país.

“Sí señora sí, han tratado de zanjar este molesto tema con dinero, pero Lauren tiene dignidad y su puesto de trabajo es más importante que ninguna cifra” “Sí señor sí, como lo oye, defender los derechos de los trabajadores desde CCOO en El Corte Inglés cuesta el despido”  “ Sí señora sí, esa señora en silla de ruedas es la madre de Lauren que ha venido a apoyar a su hijo” “Sí señor sí, el responsable directo de El Corte Inglés Sagasta como Jefe de Personal  para con este despido es Sergio García Rébola”

Conversaciones como ésta se suceden y no creo que al señor Dimas Rodrigo Álvarez, recientemente en las noticias de todo el país por haber sido erigido como Director General de El Corte Inglés y que parece serio y moderno o eso parece en las fotos, vaya a consentir que Jefes de Personal vayan por ahí cometiendo torpezas y anticonstitucionalidades de esta índole. Aunque claro, si se pienso mejor, al abrigo de las noticias que le situaban hasta en tres ocasiones como candidato de Falange Española Independiente (FEI) (Dos en las elecciones generales y otra en las catalanas) [Véase http://www.eldiario.es/politica/Corte-Ingles-candidato-Falange-ocasiones_0_168683623.html], pues uno no quiere pensar pero podría pensar que a los jefes de personal les va a consentir eso y mucho más a pesar de que poco a poco sus propios clientes estén mirando con malos ojos la figura del EL CORTE INGLÉS. Porque de no ser así el tal Sergio García Rébola no debería de seguir ni un minuto más en su puesto de trabajo al cargo de los destinos de muchos trabajadores de la firma.

Mientras tanto, en Zaragoza seguiremos a ritmo de tambor y megáfono contando la verdad a los viandantes y usuarios del centro de Sagasta, seguiremos exigiendo la READMISIÓN de Lauren, seguiremos en la lucha acompañando a un hombre que no tuvo miedo a defender a sus compañeros, como dice que puede hacer legalmente la Ley Orgánica de Libertad Sindical y por ende la Constitución, hoy por hoy quien marca las reglas del juego, que tanto es nombrada por los mismos que luego ni la respetan ni la pretenden respetar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario