lunes, 8 de junio de 2015

" LOS COMUNISTAS " (Pablo Neruda).


Han pasado unos cuantos años desde que ingresé al Partido.

Estoy contento.

Los Comunistas hacen una buena familia...

Tienen el pellejo curtido y el corazón templado.

Por todas partes reciben palos, palos exclusivos para ellos.

Vivan los espiritistas, los monarquitas, los aberrantes, los criminales de varios grados.

Viva la filosofía con humo pero sin esqueletos.

Viva el perro que ladra y que muerde.

Vivan los astrólogos libidinosos, viva la pornografía.

Viva el cinismo, viva el camarón, viva todo el mundo...Menos los Comunistas.

Vivan los cinturones de castidad, vivan los conservadores que no se lavan los pies Ideológicos desde hace quinientos años.

Vivan los piojos de las poblaciones miserables, viva la losa común gratuita, viva el anarco - capitalismo, viva Rilke, viva André Gide con su cordoncito, viva cualquier misticismo...

Todo está bien.

Todos son heroicos.

Todos los periódicos deben salir, todos pueden publicarse, menos los Comunistas.

Todos los políticos deben entrar en Santo Domingo sin cadenas.

Todos deben celebrar la muerte del sanguinario, del Trujillo,
menos los que más duramente lo combatieron.

Viva el carnaval, los últimos días del carnaval, hay disfraces para todos.

Disfraces de idealista cristiano, disfraces de extremo izquierda, disfraces de damas benéficas y de matronas caritativas.

Pero, cuidado, no dejen entrar a los Comunistas...

Cierren bien la puerta...

No se vayan a equivocar...

No Tienen derecho a nada...

Preocupémonos de su objetivo, de la esencia del hombre, de la esencia de la Esencia.

Así estaremos todos contentos.

Tenemos libertad...

Qué grande es la libertad…

Ellos no la respetan, no la conocen.

La libertad para preocuparse de la esencia.

De lo esencial de la esencia...

Así han pasado los últimos años...

Pasó el jazz, llegó el soul, naufragamos en los postulados de la pintura abstracta, nos estremeció y nos mató la guerra...

En este lado todo quedaba igual... 

¿O no quedaba igual?...

Después de tantos discursos sobre el espíritu y de tantos palos en la  cabeza, algo andaba mal, muy mal... 

Los cálculos habían fallado... 

Los pueblos se organizaban...

Seguían las guerrillas y las Huelgas... 

Cuba y Chile se independizaban...

Muchos hombres y mujeres cantaban la Internacional... 

Qué Raro...

Qué desconsolador.

Ahora la cantaban en chino, en búlgaro, en español de América, Hay que Tomar urgentes medidas...

Hay que proscribirlo...

Hay que hablar más del espíritu...

Exaltar más el mundo libre...

Hay que dar más palos...

Hay que dar más dólares...

Esto no puede continuar...

Entre la libertad de los palos y el miedo de Germán Arciniegas.

Y ahora Cuba...

En nuestro propio hemisferio, en la mitad de nuestra manzana, estos Barbudos con la misma canción...

¿ Y para qué nos sirve Cristo ?... 

¿ De qué modo nos han servido los curas ?...

Ya no se puede confiar en nadie, ni en los mismos curas... 

No ven nuestros puntos de vista...

No ven cómo bajan nuestras acciones en la Bolsa...

Mientras tanto trepan los hombres por el sistema solar...

Quedan huellas de zapatos en la Luna...

Todo lucha por cambiar, menos los viejos sistemas.

La vida de los viejos sistemas nació de inmensas telarañas medievales, telarañas más duras que los hierros de la maquinaria.

Sin embargo, hay gente que cree en un cambio, que ha practicado el cambio, que ha hecho triunfar el cambio, que ha florecido el CAMBIO.

¡ Caramba !.


¡ La primavera es inexorable !.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada