miércoles, 11 de marzo de 2015

A PESAR DE TODO . . .



A pesar de todo, lxs comunistas resistimos.

Escribo estas líneas con el ánimo de hacer ver a la militancia de Izquierda Unida y del Partido Comunista que somos hoy más necesarixs que nunca.

Es un momento difícil para la organización que defendemos, es duro ver como nuestras peores sospechas se confirman. Pero lxs comunistas y la gente de izquierdas no estamos aquí para tirar la toalla, estamos para dar la batalla, estamos para defender a la clase obrera, para ser un mecanismo que la organice para combatir al enemigo y es por eso por lo que, en los tiempos en los que el enemigo va ganando, que parece que cada vez somos menos, debemos crecernos. Hacer ver nuestra valía y demostrar nuestra fuerza en las calles, forjando la unidad en la lucha entre todas las fuerzas de izquierdas, entre todos los movimientos sociales y en definitiva entre todas las organizaciones que creen aún en la lucha, que creen que ésta es imprescindible.

Por eso es hoy necesaria la labor de la militancia comunista.

 Señalaba el camarada Javier Parra en la carta abierta que hizo a Julio Anguita que se viven tiempos de confusión entre todxs lxs trabajadorxs. Y nuestra labor, a día de hoy, es la de concienciar, la de ser referente en nuestros centros de trabajo, unx comunista debe ser hoy más que nunca la reserva ideológica, de identidad y de lucha dentro de una sociedad que camina hacia la nada.

Hoy unx comunista es patrimonio de la sociedad. El compromiso desaparece y nosotrxs seguimos aquí, resistiendo todos los palos que nos dan, resistiendo heroicamente a los verdaderos trileros que intentan devastar a la izquierda con un discurso interclasista, que ha sabido dar fuerza a actores políticos que han hecho que la gente crea en un discurso sin contenido y acepten que gobernar sin posicionarse es posible.

Nosotrxs no, lxs comunistas, que somos conocedorxs de que hay una sociedad dividida en  clases: la clase dominante, la clase de los ricos, la clase explotadora, la burguesía, apoyada por el clero, la nobleza, la alta alcurnia explotadora  y por otro lado la clase explotada, la gran damnificada de la historia, la clase obrera no vamos a apoyar movimientos que se sitúan en el medio de nuestra trinchera y la del enemigo, como dijo Lenin: “si no eres parte de la solución, eres parte del problema”.

No es momento de dudar, es momento de actuar, no es momento de equidistancias, es momento de compromiso, no hablo de compromiso con ningún partido político, hablo del compromiso más noble y más que hay, el del compromiso con nuestra clase, con la clase obrera.

Se busca desesperadamente tejer alianzas electorales, es decir, se quiere llegar al final del camino antes de haber empezado a andar.

Se quieren tejer dichas alianzas con fuerzas equidistantes y que rechazan luchar a nuestro lado y estas alianzas vienen buscadas triste y patéticamente por personas que se supone son compañerxs, el único cambio en el que creemos es un cambio a la izquierda, defendemos un cambio en la sociedad para que ésta se plantee realmente quién es su enemigo, defendemos un cambio que no venga de la mano de ningún salvador. Creemos que este cambio sólo lo traerán lxs trabajadorxs y defendemos que el cambio que ha de traer la clase obrera sea organizado por una fuerza comunista como el PCE y sabemos que su mejor proyecto electoral es Izquierda Unida, ya que sabemos como se viene demostrando en sus años de existencia que quién mejor ha sabido plasmar las reivindicaciones de las calles en las instituciones ha sido y es IU.

Es por esto, que nuestra lucha es irrenunciable, que somos nosotrxs, lxs comunistas, lxs que tenemos una cita con la historia, una cita que vencer, que somos nosotrxs lxs que debemos forjar la unidad en las calles que nos llevará, a lxs obrerxs, a la victoria. No es momento de dudar, es momento de dar vía libre a quien no esté con nosotros porque el enemigo no permite vacilaciones, ahora más que nunca es cuando debemos dar la batalla.

Nunca creímos que esta lucha fuera fácil, somos conocedorxs de las armas que tienen los que ostentan el poder y es nuestro deber seguir en la batalla, seguir dándolo todo, seguir honrando la memoria de un "partido" que ha sido indestructible y que trasciende ya de lo meramente oficial, es hora de seguir defendiendo nuestro proyecto, el proyecto del pueblo, de lxs obrerxs que llenaron Madrid el 22 de marzo de 2014 y que volverán a llenar la capital el próximo 21 de marzo en las marchas de la dignidad que ya hay convocadas. Ahora que el enemigo es más fuerte que nunca es cuando debemos resistir de manera férrea y golpearles con toda nuestra fuerza.

Sigamos con nuestra inquebrantable de lucha contra las injusticias. El tiempo nos dará la razón y ahí estaremos nosotrxs, resistiendo al tiempo. Demostremos a la historia y a quien nos quiere destruir que no van a poder con nuestro bien más preciado: las ideas y quienes las defienden.


                                       Sergio Sánchez Sanz


                                                   "militante comunista"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada